7 Claves del Story Telling Eficaz.

Publicado por el 29/12/2018. Categoría: Blog

“Los acontecimientos memorables de la historia 

son los efectos visibles de cambios invisibles 

operados en el pensamiento humano”.

Gustave Le Bon

En el marketing actual ya no venden los productos y servicios: venden las historias. Si has oído el término en inglés (Story telling), es precisamente a lo que se refieren. En la medida que seamos capaces de conectar con nuestros clientes a nivel emocional estos, recordarán nuestra imagen de marca. Puede que no recuerden exactamente lo que dices, puede que olviden incluso la historia, pero no olvidarán como les hiciste sentir, y esa es la clave de la fidelización.

Claro está que esto es una verdad que ya casi es de Perogrullo y la utilizan la mayoría de las empresas que hacen un marketing decente. No obstante, precisamente como esta estrategia de aproximación a tu audiencia toca una fibra emocional, es necesario que estas historias cumplan determinados requisitos para que realmente cumplan su cometido y atraigan a nuestros clientes potenciales.

7 claves para contar historias

Todos sabemos contar historias, pues el desarrollo del lenguaje se basa precisamente en la transmisión oral de anécdotas para que el oyente reciba experiencias ajenas, información y conocimientos que no vivió. Pero no todos cuentan buenas historias.

En el marketing moderno, hay que seguir ciertas claves para contar una historia que sirva a los intereses de nuestra marca, productos o servicios. Para que funcionen en el plano emocional de nuestros clientes, el story telling ha de ser:

Veraz

No se puede crear una expectativa que no se cumpla. Para ello, lo primordial es que no nos inventemos historias sobre nuestra marca, sino las extraigamos de nuestra propia experiencia o, mejor aún, de las historias de nuestros clientes complacidos.

Atrayente

Una buena historia en el marketing tiene que sorprender, interesar y captar la atención por encima de los competidores. Revisa el story telling de tus rivales y sobrepásalos.

Organizada

Una historia de marketing ha de tener una estructura fácilmente reconocible y seguir un sentido lógico. En su estructura debe tener un inicio interesante, un desarrollo que plantee bien el conflicto y un desenlace interesante que atraiga al espectador.

Sencilla

Como se orienta a una gran audiencia con mucha diversidad de conocimientos y bagaje cultura, la historia ha de ser sencilla y descriptiva. No puedes dar por sentado que el cliente conoce sobre el tema que hablas: considera que la gente no lo sabe, y si lo sabe no importa que se lo recuerdes. 

Emocionante

La historia, al final, ha de conectar con los sentimientos humanos, enfocándose, claro está, en los positivos. Ojo, esto por supuesto depende de los objetivos de la historia, pero lo vital es que despierte emoción en nuestros clientes y no pase desapercibida.

Empática

La historia ha de ser empática, de manera que conecte con los clientes blancos. Para ello debe saberse de antemano la segmentación a la que se le orientará, lo cual definirá el lenguaje, tono y el tipo de historias que presentaremos,

Objetiva

No es contar historias porque sí. Esta ha de tener un objetivo final claro: si no transmite un mensaje, es solo tiempo y dinero en marketing perdido.

Artículos relacionados