El Emprendimiento Bajo El Efecto Crisol.

Publicado por el 6/04/2020. Categoría: blog

Efecto Crisol

“La circunstancia es el arma

más grande de la coincidencia”.

 Haddon Chambers

Quiero compartir contigo una reflexión que he tenido conmigo mismo durante estos últimos días, en que las circunstancias de la pandemia del covid-19 me han tenido en casa, tratando de informarme pero no de saturarme y leyendo sobre otras cosas para tratar de pensar fuera de la caja.

Así, me he topado con una teoría muy interesante que un grupo de psicólogos europeos han desarrollado alrededor de un tema que parece no tener mucha relación con nuestra situación actual como emprendedores… siempre que no la analicemos con calma: el mundo de las adicciones y la sexualidad.

El efecto crisol en mis propias palabras

Este efecto hace analogía al crisol, que es un recipiente donde se funden metales. Son muy resistentes a las altas temperaturas, y uno de sus principales usos es la joyería para tomar joyas de metales preciosos, derretirlas y con el metal resultante crear nuevas piezas.

O sea, no se usa en este contexto para crear metales nuevos. Se toman metales existentes y se les da otra forma, sin que pierdan su esencia.

En términos de psicología, el “efecto crisol” es el fenómeno que sucede cuando ya la personalidad se ha formado en su esencia (con sus miedos, estereotipos asumidos, ideas, deseos y está completa), pero ocurre un suceso –o una cadena de sucesos– tan traumático que provoca un cambio radical de sus concepciones más arraigadas. No tiene que ser instantáneo y no lo es, pero sucede.

Para que exista el efecto crisol, tienen que darse entonces estas tres condiciones:

  1. Que la personalidad esté completa
  2. Que la transformación de las formaciones psicológicas sea radical
  3. Que se modifique por completo el sistema de relaciones sociales

El ejemplo que ofrece el artículo, que reproduzco porque es muy explicativo, es el siguiente: un padre homofóbico que, cuando su hijo “sale del armario”, se despoja de sus odios y fobias y empieza a tolerar no solo la homosexualidad de su hijo, sino la de la comunidad gay.

El emprendimiento y el efecto crisol

¿Qué nos ha sucedido a los emprendedores en este 2020? Luego de décadas de análisis de mercado, tendencias, inversiones, oscilaciones más o menos estables y años, a veces muchísimos, de emprendimientos y empresas bien consolidadas, ha sucedido un hecho tan, pero tan traumático y tan fuera de control que ha puesto al mundo entero, literalmente, en cuarentena.

Si me profetizases en Diciembre que todos mis negocios iban a cerrar hasta nuevo aviso, y no solo los míos sino los de toda la ciudad, el país, el continente y el mundo en pleno, no se me hubiese ocurrido. La situación internacional no era tan caótica, la verdad. Lo más grave era quizás las tensiones entre EEUU y Corea del Norte, los conflictos en el Oriente Medio, las tensiones con China… pero nada que tuviese que ver con Roma o con Inka Chicken. El 2020 parecía que iba a ser un buen año.

Pero, ¿adivinas? Ha sucedido lo impensable. Ha ocurrido un fenómeno tan catastrófico que ha arrasado con todas las ideas que podíamos tener sobre la estabilidad de nuestros emprendimientos.

Pero, como en el crisol, la esencia de emprender no ha cambiado. Sencillamente, tenemos que volver a fundirnos y cambiar la forma en que emprendemos para que se adapte y se recupere del duro golpe que supone esta pandemia. Lo cual incluye, claro está, un reto enorme que estoy dispuesto a afrontar.

¿Estás dispuesto tú también a emerger limpio y renovado del crisol?

Tu Amigo

Edgar Walter

 

Artículos relacionados