El Poder De Pensar En Positivo.

Publicado por el 13/02/2020. Categoría: blog

ser positivo

“Hay que sentir el pensamiento

y pensar el sentimiento”.

Miguel de Unamuno

¿Piensas que solo puedes ser feliz si tienes éxito en todo y tienes lo que deseas? Pues lamento decepcionarte: aproximadamente la mitad de tu felicidad es genética, el 40% depende de nuestra actitud y únicamente el 10% que queda tiene algo que ver con lo que tienes de material a tu alrededor.

De ese 50% de endorfinas y neurotransmisores, no vamos a hablar en esta ocasión. Baste decir que, salvo que padezcamos de alguna condición crónica como la depresión u otro trastorno del estado de ánimo, ya nuestros padres nos la regalaron. Por ello, para ser feliz, antes de cambiar ese 10% que tenemos que buscar a toda costa es mejor enfocarse en mejorar nuestra actitud.

Pensar en clave positiva

Por supuesto, pensar en positivo no siempre es fácil y menos cuando las circunstancias nos son adversas o tenemos que procesar una pérdida. No obstante, las ventajas de mantener una actitud positiva ante la vida están más que demostradas.

No pienses que esta actitud ante la vida es fruto de los libros de autoayuda ni de la filosofía new age de los años 60. Su fundador fue el psicólogo y farmacéutico francés Émile Coué (1857-1926), un eminente científico que fundó las bases de la autosugestión y descubrió el efecto placebo de los medicamentos en el mejoramiento de la salud.

Sus enseñanzas se recogen en la frase “Día tras día, en todos los aspectos, me va mejor y mejor”, que repetida día a día nos condiciona a mejorar nuestra actitud y mejorar en la vida. Curiosamente, ese pensamiento se utilizaba sobre todas las cosas para tratar personas enfermas, cuando el 70% de la población mundial está sana según criterios médicos.

Sano no es feliz

En un estudio realizado en el año 2000 por el psicólogo norteamericano Martin Seligmann, se demostró la buena influencia de la psicología positiva sobre las personas que no estaban enfermas, sino que deseaban tener una vida mejor.

Nótese que no nos estamos refiriendo a las técnicas de visualización del éxito, que son especialmente útiles para los emprendedores y a cuyo ejercicio nos hemos referido en artículos anteriores. Nos enfocamos ahora en desterrar la negatividad de nuestras vidas y sustituirla por una actitud positiva y optimista de enfrentar la cotidianeidad.

A diferencia de otras técnicas basadas en ejercicios que despiertan nuestros sentidos, la Psicología positiva tiene su basamento en la observación constante de nuestros pensamientos. No hay nada oculto o esotérico en ello, sino que se requiere un nivel de atención pleno y un cambio de actitud hacia la vida, una especie de entrenamiento diario del que podemos sacar provecho justo cuando a nosotros llegan las dificultades y es cuando menos tenemos y más necesitamos un buen semblante y una mente fría y optimista para salir de las dificultades.

Destierra la negatividad que te consume

El pensamiento negativo y pesimista consume tus energías y te paraliza, cuando los contratiempos necesitan precisamente de una salida positiva y ser analizados para sacar experiencia para el desempeño futuro.

Pensar de forma positiva tiene, además, la ventaja de que una vez sorteado un obstáculo este sirve de retroalimentación para la autoestima. El confiar en tus propias capacidades basadas en tu experiencia te brinda confianza para afrontar nuevos retos con una sonrisa y la tranquilidad de poder salir adelante, sean cuales fuesen las circunstancias.

Artículos relacionados