Hacer Amigos Es Networking?

Publicado por el 29/05/2019. Categoría: Blog

“Todos quieren tener amigos y nadie quiere serlo”.

Denis Diderot

Networking es establecer una red de contactos, pero has de entender que detrás de esa palabra a la que decimos contacto hay personas. Y nota que digo personas y no gente. Gente es una masa amorfa a la que se refieren los políticos para hablar de un montón, pero cuando digo “persona” estoy hablando de forma implícita de la individualidad de cada quién.

¿De qué vale, por ejemplo, que hables con orgullo de que tienes 5000 amigos en Facebook si no puedes decir de que les conoces? El argumento acá es que has contactado con 5000 personas que te han dado la oportunidad de convertirte y convertirles en tus amigos reales. Porque esa es la clave de hacer Networking, el crear una red de contactos útiles para ti.

Y ojo de nuevo: útiles para ti, no para tu negocio. Uno de los errores más comunes es tratar de separar lo profesional y lo personal a la hora de hacer contactos, cuando precisamente detrás de ellos hay personas detrás de los correos electrónicos o los perfiles de las redes sociales con los que, esencialmente, ya tienes el camino allanado para trabar una estrecha amistad: como mínimo, ya tienen el punto en común de que son ambos emprendedores.

Humildad siempre

¿Sabes por qué las personas realmente eficaces a la hora de hacer Networking siguen creciendo su red de contactos? Porque, a pesar de sus méritos, no engordan su ego. El ego es lo que nos hace alejarnos de las personas: así, nos alejamos y olvidamos a nuestros amigos de la infancia, los que conocimos en la universidad, con los que compartimos esfuerzos al principio de nuestras carreras.

Pero, amigo mío, si nuestros triunfos nos cierran los ojos a nuestra red de contactos, como mínimo estamos perdiendo todo el tiempo que empleamos en trabar relación con esa persona en primer lugar. Míralo como una inversión si debes hacerlo, pues a la larga o a la corta un buen amigo puede ofrecerte (o ser) la solución para un problema presente o futuro.

Aprende de los maestros

Para comenzar a ser humildes, nada mejor que tomar lecciones de los maestros del Networking: los niños pequeños. Ellos no han sido programados como nosotros pasa la desconfianza: en cuanto llegan a un sitio, identifican rápidamente a cualquier otro niño cercano, se presentan ellos mismos, juegan y se hacen amigos de verdad por el tiempo que están juntos.

Mientras crecemos vamos perdiendo esa capacidad. ¿No te ha sucedido que estás en un evento donde no conoces a nadie y te pasas la mayor parte del tiempo en un rincón, en lugar de aprovechar y hacer verdadera vida social y relacionarte con muchos que, como tú, están en sus respectivos rincones? Es momento entonces de remover atavismos y pasar a la acción: despójate del miedo y preséntate a ti mismo, haz amistades y expande tu red de contactos.

Para ello, en vez de exigir amistad entrega la tuya sin reservas. La sinceridad es tu mejor carta de presentación. ¿Qué habrá quien intente aprovecharse de ti? Seguro, pero eso no quiere decir que la mayor parte de las personas a quien le dedicas tiempo para expandir tu red de contactos no sean, como tú, personas que ven intereses comunes y que puedan potenciarse y compartir amistad.

Entiende que en el Networking lo que vale no son los kilómetros que hayas andado, sino lo que hayas avanzado mientras andas. Aprovéchalo para forjar amistades más allá de los intereses comerciales.

Artículos relacionados