¿No Tienes Web Propia? ¡Usa la de Facebook!

Publicado por el 31/08/2019. Categoría: blog

“Lo que no se anuncia no se vende”.

Refrán Popular

No podemos dejar de insistir en lo vital que resulta hoy en día el disponer de un sitio web donde anunciar tus productos y servicios. Las ventajas del marketing digital en cualquier rama del mercado son evidentes, por lo que el tener una vitrina virtual donde poder anunciarte ya no es un lujo ni una moda: es simplemente una necesidad imperiosa.

Ahora bien: puede que tu negocio aún no haya despegado, o estés en esa etapa inicial de tanteo del mercado que te ayudará a decidir si lo que tienes entre manos es un sueño imposible o algo que podrías traducir en una ganancia real. Aunque no es una gran cifra, montar un sitio web empresarial implica un nivel de gasto más o menos significativo.

De inicio, no te servirá una página en servidores de dominio y hosting  gratuitos como Blogger o WordPress, porque si quieres hacerte de una buena reputación de marca debes tener un nombre de dominio propio y fácilmente reconocible. También una página empresarial implica el contratar los servicios de un profesional del diseño web, de forma que tu marca tenga una identidad propia.

Si aún no te has decidido a pagar tu propia página de empresa… siempre puedes empezar al revés.

La historia desde la mitad

Uno de los aspectos más importantes hoy en día es el contar con una buena estrategia de posicionamiento dentro de las redes sociales. Los clientes están en la esfera 2.0 de Internet, así que es allí donde debes encontrarlos, atraerlos y captarlos.

Luego de tener tu propio sitio, el paso natural es crear una comunidad integrada por tus clientes, reales y potenciales, a través de redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter u otra adecuada para tu sector de mercado. Estas comunidades se establecen alrededor de las llamadas fan pages, desde donde la empresa trasmite noticias e información a sus seguidores. En este artículo me referiré a las fan pages de Facebook, pero cada red social tiene su propia forma de hacer algo similar.

Una fan page de Facebook es gratis, visible para cualquier persona del planeta, con un formato flexible que se adapta a ser visto en cualquier dispositivo, se indexa en Google y otros buscadores y además es amigable y reconocida por los usuarios de esta red social.

Así que, para empezar a tener presencia en Internet, es todo lo que una pequeña empresa necesita.

Tu página web en cuestión de minutos

Todo lo que tienes que tener es un perfil personal de Facebook. Desde él, la red te permite gestionar varias fan pages… tantas como negocios tengas. Luego de crear una página, asegúrate (como lo harías de todas formas aunque tuvieses un sitio web empresarial) de incluir en tu fan page toda la información pertinente de tu empresa, incluyendo el logo de tu marca. Tú serás el administrador principal de esta página, aunque puedes invitar a otros para que la gestionen y enriquezcan.

También, por supuesto, incorporarás en la fan page tu email de empresa u otra forma de contactarte y estás listo para publicar, compartir información y atraer seguidores a tu página, que sean posibles clientes. Facebook además te ofrece la posibilidad de alcanzar a más de sus usuarios mediante promociones y Facebook adds, de forma que más personas conozcan de tu quehacer y puedan sumarse a tu idea de negocios. Cada vez que alguno de ellos le dé un “me gusta” o haga un comentario en tus publicaciones, esta alcanzará a más amigos de Facebook.

La fan page es, además, una importante vía de mantenerte en contacto con tu comunidad. Escúchala, contesta sus preguntas y toma idea de sus sugerencias: al final, ellos representan lo que desean de tus productos o servicios todos tus clientes.

Artículos relacionados