5 Reglas de Oro Para Lanzar Una Marca.

Publicado por el 24/09/2018. Categoría: blog

¿Sabes que es el branding? Es la rama del marketing que se especializa en construir una marca que cumpla con nuestros objetivos.

Ningún negocio puede sobrevivir hoy en día si sus clientes no son capaces de reconocerlo y diferenciarlo del resto de las opciones que se encuentran en el mercado, y para ello establecer y difundir una imagen de marca es vital. Las marcas establecidas tienen una identidad que las diferencia del resto y son fácilmente reconocibles: en una estantería llena de ropa, di acaso si no eres capaz de identificar de un solo vistazo cual pertenece a Nike, cual a Adidas, cual a Puma, cual a Umbro…

Esto es solo por poner un ejemplo. Ropa, cadenas de comida, teléfonos celulares…todo está identificado con una marca, que le confiere un sello de calidad al producto o servicio que estamos proponiendo al cliente. Esto es el resultado de un buen proceso de branding, en el que todas las empresas invierten una parte importante de su presupuesto con el objetivo de calar hondo en la mente de los consumidores.

Haciendo un buen branding desde el comienzo

El branding genera un conjunto de elementos que contiene imagen, conocimiento, nombre, colores y otras cosas que nos identifican. Estas piezas se deben enseñar al público de una forma ordenada y coherente, de forma que este se vaya identificando con nuestra imagen de empresa.

Hay 5 elementos que son de vital importancia y hay que pensar con detenimiento antes de empezar a hacer branding, porque una vez que se comience a difundir la marca son muy difíciles de alterar. Aquí te los comento.

5 reglas de oro para empezar a hacer branding

Conoce tu empresa

Lo primero que tienes que hacer antes de promocionar tu marca, es conocer su esencia. Si no tienes claros los objetivos y el alcance que debe tener tu marca, no podrás establecerla con efectividad y tu branding será deficiente.

¿Es una marca para vender un producto, o para toda la empresa? ¿Está orientada a una zona específica, o será global? Estos y otros elementos ayudarán a ir conformando la idea de lo que deseas llegar.

Conoce tu mercado

Los clientes son atraídos desde muchas direcciones y no tienen porqué tener las mismas características, pero nuestra área del mercado en la que queremos enfocar la marca si se puede acotar.

Mientras más centrada y específica sea tu marca, podrás encontrar cliente que se interesen en ella pero tu alcance será menor.

Si, por ejemplo, somos una empresa que brinda servicios de pintura de fachadas y planteamos que nos especializamos en grandes edificios, estaremos dejando fuera los clientes que desean pintar casas bajas…pero al mismo tiempo, como la pintura de fachadas de edificios generan grandes contratos, hay muchos en una ciudad y esta labor requiere especialización en nuestro personal, sería un buen nicho de mercado para enfocarse

Conoce cuáles son tus clientes

Es momento entonces que identifiques y concentres tu branding hacia tus clientes potenciales. Eso pasa por anunciar tu marca en sitios donde ellos los puedan ver.

Siguiendo con el ejemplo, poner una valla publicitaria de nuestra marca de pintura de edificios en un área rural no tiene ningún sentido. La ciudad, sus diarios locales y las páginas web de servicios de empresa serían los lugares indicados…incluyendo el marketing en frío: dejar folletos publicitarios en los edificios que puedes pintar sería una estrategia de branding válida.

No estreches tu alcance

Concentrarse en el nicho principal es importante, pero debes dejar abierta la posibilidad que tu marca cubra otras opciones.

En el ejemplo que estábamos siguiendo, el cliente principal serían los edificios altos, pero puede considerarse la idea de incluir una división que pueda ocuparse de las casa de pocas plantas. Si en la marca se define un logo que solo tenga elementos de edificios, será difícil atraer luego a ese tipo de clientes.

Es importante que si tu marca hace acciones benéficas y de preservación del medio ambiente, pues debe decirse explícitamente. El enseñar facetas y dar múltiples dimensiones ayuda a humanizar tu marca y te acerca a los clientes.

Concentra tu marca

Tampoco puedes ser un amasijo de servicios o productos. Diluir tu marca para que represente un montón de cosas causa confusión, la misma que percibirán en tu los clientes.

Los conglomerados comerciales lo saben bien y a cada una de sus empresas asignan su propia marca, unida por una que representa el poder central. Puedes hacer lo mismo a pequeña escala, abriendo varias divisiones en tu empresa.

En el ejemplo que seguimos, puede que alga la pena luego de hacer exitoso el negocio de pintura de fachadas de edificios, crear una división y marca para hogares. O interiores. O lo que se le ocurra, siempre que tengan sus objetivos bien definidos, diferenciados y que estén todos representados por una marca central.

Estos son las reglas de oro de la creación de marca, el cimiento que sostiene toda la estructura.

Artículos relacionados