El Color Afecta Tu Marketing?

Publicado por el 2/09/2018. Categoría: blog

“No todo en la vida es de un color

o de otro. Miren sino el arco iris”.

Paulo Coelho

¿Qué es un color? ¿Qué encierra y provoca en nosotros?

Al fin y al cabo, los colores son emisiones de luz en diferentes longitudes de onda que nuestro ojo percibe y nuestro cerebro interpreta. Es en este paso donde surge la magia, pues nuestra mente, al notar que existe un color, lo asocia con referencias culturales y se generan entonces sentimientos y emociones diversas.

Por supuesto, este fenómeno no es desconocido para los especialistas en marketing, que utilizan entonces el color para provocar esas sensaciones en sus campañas de publicidad y el establecimiento de las marcas. ¿Los usas tú en tu negocio correctamente?

Colores que despiertan emociones

Sea cual sea tu área de emprendimiento, el establecimiento de tu marca y tu identidad corporativa necesita de una adecuada selección de los colores en función de tus objetivos, así que de su elección depende cómo el cliente perciba tu negocio.

Aunque esto no está escrito en piedra, es estadísticamente mucho más fácil llegar al consumidor si este ya se encuentra predispuesto favorablemente para escucharnos, y los colores pueden hacer exactamente eso. He aquí algunos ejemplos que ilustran este punto.

El Rojo

Este color llama la atención de inmediato. Es el color más dinámico, que llama a la acción, por constituir una amenaza: este color nos recuerda a la visión de sangre, por lo que dispara en nuestros sentidos una sensación de alerta: aumenta la presión arterial, tono muscular y la frecuencia de la respiración.

Aunque si se abusa de este color puede llegar a molestar, pero en la cantidad adecuada llama a tomar decisiones. Por ejemplo, en una página web incita a suscribirse, hacer clic en un anuncia, etc. El rojo se emplea mucho en los anuncios de me gusta) Se emplea mucho en anunciar actividades de riesgo, coches y juguetes.

El Amarillo

Este color estimula la actividad mental y tranquiliza en caso de excitación nerviosa. Es un tono muy luminoso y visible, ampliamente empleado en señales de tránsito para recomendar precaución y decisiones bien calculadas.

Cuando se utiliza en logotipos de marca genera felicidad, calidez y sentimientos de riqueza, pues es el color del oro. Por ello se emplea mucho en productos destinados a la niñez y temas de ocio, aunque no es aconsejable para llamar la atención sobre productos de precio elevado.

El Verde

Es un color que llama a la calma, la relajación e invita a avanzar, muy empleado en las empresas que se relacionan con el medio ambiente, los productos vegetales y los cigarrillos mentolados.

El Azul

El azul es el color de la tranquilidad y la serenidad. Está muy presente en productos asociados a la higiene, en los congelados, temas de tecnología, bebidas sin alcohol y aguas.

El Negro

Uno de los colores por excelencia del marketing, el negro invoca sofisticación, distinción, elegancia  y lujo. Se utiliza ampliamente en productos de alta gama como perfumes, vinos, chocolate, smartphones y un largo etc. Es uno de los colores llamados de combinación alta, pues se junta bien con todos los otros del espectro del arcoíris.

El Blanco

El color de la perfección, mezcla bien también con los demás colores e los hace resaltar. No es un color propiamente dicho, sino la combinación de todos los colores del espectro. Unido al azul transmite limpieza y se emplea en logotipos en modo de negativo muchas veces.

Y tú, ¿qué colores tienes en tu identidad de marca? ¿Los estudiaste bien antes de usarlos, o solo elegiste los que más te gustaron?

Artículos relacionados