El Emprendedor Gastronómico Evoluciona Con El Cliente. (Segunda parte)

Publicado por el 7/01/2018. Categoría: Blog

“La clave de la supervivencia es aprender

a agregar valor, hoy y siempre”

Andy Grove

En la primera parte de esta serie (Click Aqui) llegamos a la conclusión que nuestros clientes se comportan a la vez como conservadores y como liberales. Si por un lado tienden a buscar un entorno seguro donde las cosas se hagan de la manera que ellos prefieren, de vez en cuando tienden a “sernos infieles” y buscar otras experiencias gastronómicas.

Dejo claro en este punto que las comillas son bien a posta: ellos están en su derecho de probar otras alternativas. Esto, que aparentemente puede sernos perjudicial puede obrar tranquilamente a nuestro favor, siempre y cuando sepamos aprovecharnos de la información que nos puede brindar.

Si amas a alguien, déjalo ir

¿Recuerdan ese famoso proverbio? Termina con algo así como “si no regresa, nunca fue tuyo”. Esto se aplica claramente también al cliente fidelizado con tu emprendimiento gastronómico.

Como seres humanos y clientes, somos libres de irnos a gastar nuestro dinero donde nos plazca. De hecho, el cliente promedio solo va a ser fiel a un emprendimiento gastronómico: su propia casa. Es allí donde ingiere la mayor parte de sus comidas, por lo que deberíamos sentirnos honrados que nos elija para variar su rutina.

Amamos la variedad, y son escasas las personas que no se aburren de comer siempre la misma comida. Si somos un restaurante especializado, tenemos garantizada la fidelidad de las personas a las que le guste nuestra especialidad. Si es la comida de un país, posiblemente a los nacidos en él. Esto, por supuesto está muy bien, pero hay muchas opciones en el mercado en cuanto a presupuestos y variedades.

Es bueno que nuestros fieles vayan a probar otras comidas, porque así si regresan es como cuando un viajero regresa a casa y encuentra los olores, sabores y el trato familiar a que están acostumbrados. Es incluso mejor si nos prefieren a otros restaurantes que tienen una propuesta similar, porque significa que finalmente hemos llegado a causar en ellos el impacto que nos separa de nuestros competidores.

Infórmate y complace

Aun así, hay mucho que puedes hacer para que tus clientes sigan cooperando en el bien de tu empresa, y es precisamente la razón de ser de tu emprendimiento gastronómico: satisfacer las demandas de tus clientes.

Si te mantienes al tanto de los platos que prefiere consumir los comensales que se encuentran en el sector del mercado donde quieres dejar tu huella, puedes hacer mucho para complacerles. No es nada raro que en muchos restaurantes se mezclen las especialidades de muchas cocinas. Tan poco es una carrera por ser tan variado que parezcas una colección burda de recetas, pero hay que ser flexibles en este sentido.

Por poner solo un ejemplo, es casi una verdad estadística que la cocina italiana, en especial las pizzas y el espagueti son muy populares entre los niños. Los colores llamativos que tienen y lo divertidos de comer que son les abren el apetito mejor que los arroces o las verduras. ¿Qué le impide a un restaurante tener una pequeña sección de su carta dedicada a los más pequeños? Así sus padres pueden saborear también sus comidas predilectas, mientras los niños hacen lo mismo.

Esto, claro está, es solo un ejemplo de cómo puedes poner la información que existe a disposición de la plena satisfacción de tus clientes. El resto podrás descubrirlas tú mismo, manteniéndote al tanto de las necesidades de tus comensales para satisfacerlas.

Artículos relacionados