Idealistas Reales? Trazando metas SMART El Emprendedor Gastronomico.

Publicado por el 12/01/2018. Categoría: Blog

“La felicidad no es un ideal de la razón,

sino de la imaginación”.

Kant

¿Cuál es nuestro problema para trazarnos metas? ¿Por qué no somos lo suficientemente perseverantes? No es cuestión de auto castigarnos cuando nos las cumplimos, pero tampoco debemos justificarnos demasiado: somos muy responsables de las metas que nos trazamos, justo desde el primer momento en que elegimos lo que deseamos.

El ideal que nos cansa

¿Por qué tanta flojera para cumplir nuestros propósitos? Los neurólogos tienen la respuesta: si pensamos que tenemos menos del 50% de posibilidades de hacer algo de forma exitosa, inmediatamente lo abandonamos.

El asunto es que las neuronas que se encargan de mantener la mente enfocada, preservar la memoria a corto plazo y realizar tareas abstractas están en la corteza pre frontal, y se sobrecargan cuando planificamos en exceso. Para aligerar la sensación de preocupación entonces tendemos a olvidar aquello que no tenemos muchas probabilidades de hacer y nos enfocamos entonces en cosas cotidianas, fáciles de hacer.

Planeando con inteligencia

Como es lógico, nosotros los emprendedores nos diferenciamos del resto de los mortales en una sola cosita: somos capaces de transformar los sueños en realidades, de hacer lo que nos proponemos.

No hemos nacido con esa capacidad, sino que la desarrollamos a lo largo de nuestra vida. Muchos lo hacemos de forma natural, pero aquí te traigo el método SMART, para que puedas cumplir lo que planeas.

SMART (Inteligente en inglés) es un acrónimo de Specific, Measurable, Attainable, Relevant y Time bound. Así es como deben ser tus metas para que estés dentro de ese 12% de la Humanidad que cumple lo que se propone:

Specific

(Específico): Evita las generalizaciones o la ambigüedad.

Measurable

(Medible): Tienes que poder evaluar cómo vas cumpliendo el objetivo.

Attainable

(Alcanzable): Lo que te propones tiene que estar en el marco de lo lograble. Eso no quiere decir que no sueñes en grande, sino que hagas un compromiso real de lo que puedes lograr.

Relevant

(Relevante): El objetivo tiene que entusiasmarte e imponerte un reto para que sea relevante. Si no fumas y te propones que en este año no vas a fumar, eso no te estimulará en lo más mínimo ni te dará la impresión que avanzas en tu vida.

Time bound

(Limitado en tiempo): Es aquí donde los sueños se convierten en metas. Al ponerle fecha de cumplimiento a una ilusión la “aterrizas en tiempo y espacio.

Seamos idealistas reales

Te voy a poner un ejemplo de la vida real. El año antepasado, luego de que mi primer Inka Chicken era una realidad, me propuse abrir un segundo local. Pero antes de correr a apuntar la idea en mi lista de cosas por hacer, le apliqué a ese sueño la metodología SMART:

¿Es específico?

Sí, lo es. No me he planteado tener una cadena de restaurantes, sino otro más. Aunque, bien pensado, ¿qué es una cadena de restaurantes? ¿Dos, tres, diez, cien?

¿Es medible?

También. Al final del año, o lo tenía o no. Así que planteado de esa forma se podía medir.

¿Es alcanzable?

Ya hablaremos de eso en otro momento, pero había acumulado lo suficiente y tenía la experiencia de mi primer local. Solo tenía que repetir la fórmula, es decir, aplicar el mismo plan de negocios.

¿Es relevante?

Claro que sí. Dicen que el camino más largo comienza con el primer paso, y si quería tener una cadena de restaurantes pues era el momento de lanzarme.

¿Tiene límite de tiempo?

Inicialmente y siendo cauto, me puse como fecha inaugurarlo el 31 de diciembre de ese año, aunque sabía positivamente que lo haría antes. Ya sobre (PONER ECHA DE INAUGURACION DEL 2do INKA CHICKEN) mi segundo local estaba listo, y mis objetivos del año cumplidos.

Claro está, no desperdicie el tiempo que me sobró. Tenía otros proyectos en que ocuparme y mucho que leer y aprender.

Artículos relacionados