Sobre Personas Envidiosas y Cómo Lidiar Con Ellas.

Publicado por el 14/10/2019. Categoría: Blog

Personas envidiosas

“La envidia es el arte de contar las bendiciones

del otro en lugar de las propias”.

Harold Coffin

Las personas optimistas y dotadas de una gran autoconfianza son menos propensas a sentir envidia, por lo que tienden a ser más cooperativas y altruistas al relacionarse con los demás. Como emprendedor, es obvio que esta es la clase de empleados con los que te gustaría contar.

Por desgracia, no es sencillo encontrarse con estos hombres y mujeres seguros de sí mismos y de sus capacidades. De hecho, es muy probable que dentro de los trabajadores que te acompañen en la realización de tus sueños o dentro de tu círculo de familiares y amigos haya personas que han caído en la trampa de la envidia.

El envidioso tiene a ser altamente competitivo, y como o envidia a sus compañeros o a tus logros, esa competitividad le impide trabajar en equipo o alinearse con estrategias de cooperación. Él o ella irán a por lo suyo, y de ser posible pondrán traspiés a sus compañeros con tal de resaltar, así que poco les importa que tu emprendimiento marche o no.

¿Cómo identificarlos? Pues mira a ver si logras que alguno encaje con las descripciones de los tipos de envidiosos.

5 tipos de envidiosos

El envidioso acechante

Es completamente silencioso, pero espiará los más pequeños detalles para utilizarlos en contra de la persona que envidia.  Se siente inferior, porque considera que no podrá llegar a ser tan feliz, poderoso, capaz o listo, así que usa toda la información que tiene para saltarte al cuello al menor error.

El envidioso competitivo

No critica abiertamente, pero está pendiente de la vida de los demás para intentar alcanzarles y sobrepasarles. Siempre necesitan hacer o tener más y mejor de lo que hace o tiene el objeto de su envidia… y como realmente no son esas cosas las que necesitan en sus vidas, nunca estarán satisfechos. El Placer les llega solo cuando sobrepasan y superan a los demás.

El envidioso directo

Si todos fueran así, pues sería fácil identificar los envidiosos. No se corta para hacer sentir mal a los demás y criticar y siempre van a encontrar una mancha en el sol. A cualquier pizca de éxito, saltan a recordar cuantas veces la persona ha fracasado. Inseguras y con personalidad agresiva, estos envidiosos no ponen reparos a la hora de poner obstáculos a quienes envidian.

El envidioso pesimista

Es especialista en minar la moral del equipo. Después de cada pequeño avance, se llena la boca para señalar todas y las más variadas causas por las que el futuro estará lleno de desgracias.

El envidioso sarcástico

Esta persona es incapaz de atacar directamente, pero resaltará continuamente las debilidades y errores de los demás con una sonrisa de oreja a oreja. Parece tener un gran sentido del humor, pero lo utiliza en modo sarcástico para hacer sentir mal a los demás.

¿Cómo lidiar con los envidiosos?

Ni podemos ser tan ingenuos como para pensar que nadie nos envidia, ni podemos razonar con su forma de entender el mundo. Su mente es tan egocéntrica y distorsionada que ven la desgracia ajena como una fuente de placer, por lo que es mejor alejarse de ellos y estar atentos de los obstáculos que nos puedan poner.

Si puedes evitar tenerlos en tu equipo de trabajo, mejor. Pero como buen líder siempre debes resaltar las fortalezas y éxitos de todos tus compañeros, de manera que sepan que todos son piezas importantes en el trabajo que estás haciendo. A fin de cuentas, el éxito no está en compararse con los demás, sino ser mejores que nosotros mismos a cada día.

Artículos relacionados