¿Sabes Qué es la Coopetencia?

Publicado por el 19/01/2019. Categoría: Blog

“Una locura es hacer la misma cosa una y otra vez

esperando obtener resultados diferentes. Si buscas

resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Albert Einstein

Este término deriva de la Teoría de Juegos, y se establece cuando dos individuos motivados por el beneficio personal se asocian para maximizarlo en lugar de competir por el premio.

Para explicarlo mejor, digamos que hay un árbol alto, con la corteza muy lisa pero con futa suficiente para dos hambrientos náufragos. Por lógica, si uno de ellos mata al otro tendrá el doble de fruta, pero queda el obstáculo de como trepar al árbol y alcanzar la comida. Si en lugar de competir coopiten, o sea, se ayudan el uno al otro para saciar el hambre, ambos resultan beneficiados y tienen mejores oportunidades de sobrevivir.

A diferencia de la verdadera colaboración, esta relación surge de la necesidad de utilizar los recursos de la competencia y entregar nuestro aporte para sortear un problema en particular, lo que da lugar a un escenario paradójico y donde cierta tensión siempre estará presente entre los involucrados. Hay una combinación entre competencia y cooperación, a la que se le denomina “Coopetición”.

La coopetición en el emprendimiento

No son pocas las empresas competidoras que se alían para alcanzar un punto medio donde puedan cooperar para vencer un objetivo puntual, aprovecharse ambos del esfuerzo conjunto y luego reorientar lo generado para el beneficio propio.

Ejemplos sobran: Sun Microsystems y Microsoft intercambian tecnología aunque sus nichos de mercado rivalizan; Fujifilm y Kodak son competidores acérrimos pero cooperan en el área de disponer de sus desechos químicos; Hitachi y Hewlett-Packard establecieron compromisos para trabajar de conjunto en los procesadores RISC y Sony y Samsung desarrollaron unidos los televisores planos de LCD. Pero la coopetencia no es estrictamente exclusiva del mundo de la tecnología.

Volkswagen y Suzuki se aliaron para acceder al mercado hindú o Burger King y McDonalds unieron ingredientes y estilos para producir alimentos para la beneficencia. Para ir aún más lejos, baste citar el concepto chino de negocio: se construye con los caracteres “discutir” y “juzgar”, construyendo relaciones de confianza en las que las dos partes se vean beneficiadas en contraposición del concepto occidental de pura competencia.

Reanaliza la situación

Si los grandes lo hacen, ¿por qué no tú? Hoy en día gracias a los avances tecnológicos no se puede hablar como antes de verdaderas empresas contendientes, sino casi de colegas en el negocio. Al fin y al cabo, el objetivo no está en el enfrentamiento entre emprendimientos para ver cuál sobrevive y luego acapara los clientes. Es hacerse de una clientela fiel y estable, y de esos hay bastantes.

Piensa en cuanto dinero y tiempo pierdes si, además de ocuparte de tus clientes, tienes que competir con el vecino de al lado. Ahora piensa cuantos problemas rodean a tu negocio y también al de tu competidor. Estoy seguro que encontrarás muchos puntos de contacto y razones que impiden a ambos avanzar, pero pudieran resolver en mutuo beneficio con un poco de sana coopetición.

Como mínimo, ambos tienen el problema de la necesidad de atraer más clientes a sus respectivos negocios, y eso sin contar con problemas tecnológicos, de logística u orientados al desarrollo económico del área que comparten en común. Así que es mejor enterrar el hacha de guerra y buscar puntos en común para cooperar pese a las diferencias.

Artículos relacionados