Story Telling: El Arte de Narrar Bien.

Publicado por el 2/02/2019. Categoría: Blog

“Los acontecimientos memorables de la historia

son los efectos visibles de cambios invisibles

operados en el pensamiento humano”.

Gustave Le Bon

Es muy probable que el término en inglés te suene y mucho. Cada vez son más los sitios en internet que te hablan, con razón, de que dominando el arte del story telling puedes lograr vender más o atraer más clientes. Y tienen toda la razón, pero el término no es algo nuevo ni se lo han sacado de la manga en fecha reciente. De hecho, es como descubrir el agua tibia.

Story telling no es nada más que narrar bien, así que no te sorprendas si te digo que son el llevar técnicas de la literatura narrativa y el periodismo al mundo de los negocios. Utilizándolas puedes conectar con tus clientes, reales y futuros, a nivel emocional en vez de vender un producto o servicio directamente.

La sopa de piedra

Pensando en cómo transmitirte esta idea, recordé un cuento infantil llamado “La sopa de piedra”. En ella, un viajero al que nadie quería dar alimento en un pueblo que pasa una hambruna, toma una olla con agua, coloca en ella una gran piedra y pone todo al fuego. Un paisano curioso le pregunta que hace y el viajero le dice que está haciendo una deliciosa sopa de piedra, pero que sería mucho mejor si tuviese más condimentos.

El poblano, intrigado, comparte algo de lo que tiene a cambio de un plato de sopa cuando estuviese lista. Así, uno a uno los habitantes de la aldea van aportando condimentos, picados por la curiosidad de a que sabe una sopa de piedra. Al final, todos comen una riquísima sopa, hecha con la suma de los componentes que todos han ido aportando.

Esta historia tiene 2 moralejas. La más evidente es que si todos cooperamos con los pocos recursos que tenemos podemos beneficiarnos por igual. La otra, un poco más oculta, es que si deseas que tus clientes hagan algo, no les digas por lo claro cuánto depende tu éxito de ellos apelando a la simpatía o a la pura amabilidad. En su lugar, si les interesas y captas su atención involucrándoles en tu proyecto y les das la oportunidad de ser parte de tu éxito, lo harán gustosos.

No hables con datos, habla con historias

Nunca olvides que el lenguaje articulado tiene un propósito tan solo: transmitir ideas y emociones a tu interlocutor. Eso puede lograrse mejor con la palabra hablada, pero aun así la palabra escrita con una adecuada estructura y una narrativa atrayente es igual de poderosa.

Si durante una presentación expones datos y no historias, no vas a llegar a tu audiencia de manera emocional. El ejemplo, la analogía, la metáfora, el símil y la comparación existen para explicar de forma amena lo que quieres que tu auditorio se lleve para casa.

Narra historias. Esto es aplicable a cualquier rama del emprendimiento en la que tengas alguna interacción con público, ya sea oral, escrita o a través de cualquier medio de difusión en el que te proyectes.

Que los demás hablen sus propias historias

¿No has notado que muchas páginas webs que venden servicios o productos tienen un acápite dedicado a las opiniones de clientes satisfechos? Estas opiniones son parte del story telling, y una muy importante también porque empodera a los usuarios al darles voz en relación a lo que estás ofreciendo.

Los usuarios tienden a confiar en la opinión de las personas que, como ellos, han pagado ya y han visto satisfechas sus necesidades: esas historias de éxito son un gran factor de decisión.

Artículos relacionados